POLÍTICA CARCELARIA DE CORRIENTES
martes, 02 de agosto de 2016 a las 03:57 PM

El gobierno entregó equipamiento para la cárcel de mujeres y avanza el proceso de recuperación de Unidades Penales

Fue en el marco de mejoras que se vienen llevando a cabo desde hace meses el Ministerio de Seguridad. Se trata de elementos que ayudarán a una mejor convivencia como también a que el personal penitenciario desarrolle mejor su labor.

[CORRIENTES]-

En el marco del plan integral de mejora de las condiciones de detención en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP), el gobierno realizó ayer una nueva entrega de elementos a la Unidad Penal N º 3, que constó de enseres necesarios para la custodia que de aquellas mujeres se encuentran detenidas en esa institución.

En un acto que estuvo encabezado por el Ministro de Seguridad, Horacio Ortega, se hizo entrega de heladeras, televisores, equipos informáticos y material para la escuela penitenciaria, a fin de avanzan en la resociabilización de las detenidas, como también para el trabajo administrativo y para la capacitación de los penitenciarios.

Desde la asunción del ministro Ortega, desde el Ministerio de Seguridad se ha venido trabajando en materia de equipamiento e infraestructura, con el firma objetivo de cumplir con la ley de ejecución de condena y los standares de detención que plantean las organizaciones de Derechos Humanos.

Asimismo se constató la comida que se brinda a las alojadas en el Instituto Pelletier, la cual tienen los valores calóricos recomendados y los más altos niveles calidad. 

El ministro estuvo acompañado por los subsecretarios de Seguridad, Guillermo Weyler; de Gobierno, Luis Bravo y de Seguridad Ciudadana, Jorge Benítez Sivori. También el subsecretario de Derechos Humanos, Manuel Cuevas y el jefe del Servicio Osvaldo de los Santos García.

“El gobierno provincial ha fijado políticas claras para el equipamiento del Servicio, pero también de capacitación y de cambio en la cultura que se venía imprimiendo a lo referente a las cárceles.  Hoy estamos entregando elementos que resultan necesarios, para los detenidos y el personal penitenciario. La semana pasada terminamos de entregar colchones y mantas ignífugas para la población penal, para preservar la integridad física de todos los cumplen condena o están con un procesamiento y los trabajan en las unidades penales”, dijo Ortega.

El ministro también dejó en claro que se persigue una convivencia sin conflicto entre quienes deben estar tras los muros de una institución penitenciaria, ya que la idea es que quienes han quebrantado las normas jurídicas, cumplan sus condenas y sean reinsertados en la sociedad.

“Debemos lograr que aquellos que pasan por una unidad penal, cuenten con los medios suficientes, con el objeto de poder inculcar en ellos los valores que están vigentes en nuestra constitución provincial. Somos conscientes que es un trabajo arduo y llevará tiempo, pero tenemos tranquilidad de transitar en la buena senda, más allá que todavía falta mucho”, indicó Ortega.